Accueil » Novedades » Calidad “Made in France”

Calidad “Made in France”

CAPITAL FRANCESA DEL REVESTIMIENTO DE SUELO LAMINADO DESDE 2010, LA FÁBRICA DE MARLENHEIM (ALSACIA), ÚNICA PLANTA DE PRODUCCIÓN FRANCESA, ELABORA TODOS LOS PRODUCTOS ALSAPAN FLOORING.

Todos ellos se benefician del saber hacer francés, garantía de calidad y respeto de las normas sociales y medioambientales. Todos los paneles utilizados por Alsapan cuentan con la certificación PEFC™: la madera empleada en la fabricación de los revestimientos de suelo procede de bosques gestionados de manera sostenible. Dependiendo del producto, se someten a 18 a 21 puntos de control en las líneas de producción para asegurar su conformidad. Se marca cada lámina para conseguir una mejor trazabilidad.


Los suelos de Alsapan obtienen una calificación A+ en las pruebas de control de emisiones de compuestos orgánicos volátiles (COV).
*Información sobre el nivel de emisión de sustancias volátiles presentes en el aire de espacios interiores con riesgo de toxicidad por inhalación, clasificadas desde A+ (emisiones muy bajas) hasta C (altas emisiones).

 

 

Composición de una lámina de revestimiento de suelo laminado (RDS)

  • Overlay o capa protectora: transparente, determina la resistencia de la superficie.
  • Película decorativa: impresa con diseños de madera o de fantasía que garantizan una imagen perfecta del suelo.
  • Panel de soporte HDF: material de madera fabricado con fibras y aglomerantes ecológicos a base de resina, compactado en paneles que cumplen con la norma de calidad E1, con bajas emisiones de formaldehído.
  • Contrabalanceo: aplicado en la parte posterior del panel, actúa como una barrera contra la humedad y asegura la estabilidad de la lámina.

Un proceso de fabricación dividido en 3 partes

1) El prensado, un trabajo de precisión: el papel decorativo impregnado de melamina se ajusta y se centra en el panel HDF mediante un haz de láser. La capa protectora y el contrabalanceo se colocan en la parte superior e inferior del panel. Durante el prensado, una cámara comprueba si hay defectos en la superficie. A continuación, el conjunto pasa al prensado DPF por polimerización.

2)  El mecanizado, la atención al detalle: los paneles prensados se mecanizan una vez estabilizados. Toda la línea está gestionada informáticamente, lo que garantiza un control y regulación autónomos.


3) El embalado, el toque final: para conseguir una entrega impecable, las láminas se embalan en un cartón protector con revestimiento plastificado.